Este jueves el presidente Donald Trump se reunió en la Casa Blanca a puertas cerradas con un grupo de senadores republicanos para hablar sobre el futuro del Dream Act,el proyecto de ley que podría legalizar la permanencia de estos jóvenes.

"Si el Congreso no legisla para darle a los dreamers un estatus legal de permanencia, a partir del 6 de marzo 1,400 jóvenes indocumentados al día perderán la protección de DACA y quedarán expuestos a ser deportados de Estados Unidos, asegura la organización FWD.us, creada por el fundador de Facebook, Marck Zuckerberg."
El grupo, integrado además por las principales industrias de alta tecnología, tiene vigente en su página digital una campaña para que el Congreso debata y apruebe una solución legislativa que otorgue estatus legal permanente a los cerca de 800,000 dreamers que fueron protegidos por la Acción Diferida de 2012 (DACA).

 

FWD.us le pide a los votantes que se pongan en contacto con sus congresistas a través de mensajes en línea, y les pidan que debatan sobre el tema. 

El gobierno de Donald Trump canceló DACA el 5 de septiembre y dio un plazo de 30 días para que todos aquellos dreamers cuyos permisos de trabajo vencieron entre ese día y el 5 de marzo de 2018, solicitaran una nueva autorización de empleo válida por dos años. 

El gobierno estimó que la prórroga benefició a unos 154,000 dreamers. “De ellos, aproximadamente 22,000 individuos no solicitaron la renovación de sus autorizaciones de empleo (EAD)”, dijo a Univision Steve Blando, vocero de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS). Todos aquellos que no calificaron para la extensión perderán sus amparos en la fecha de término de sus permisos de empleo. 

El grupo advierte que, “las consecuencias de poner fin a DACA, sin una solución legislativa permanente para dreamers, serán devastadoras para nuestra economía y nuestras comunidades”. 

Trump puso condiciones para regularizar a los dreamers; sin embargo algunas ya están en práctica

 

  Renión a puertas cerradas 

Este jueves, mientras la campaña de FWD.,us se propaga por internet, Trump se reunió en la Casa Blanca a puertas cerradas con un grupo de senadores republicanos para hablar sobre el futuro del Dream Act, el proyecto de ley que, de ser aprobado, podría legalizar la permanencia de los dreamers protegidos por DACA. 

Al encuentro asistieron, entre otros, el senador Charles Grassley (Iowa), presidente del Comité Judicial de la cámara alta, Lindsey Graham (Carolina del Sur), y los senadores David Perdue (Georgia) y Tom Cotton (Arkansas), autores del proyecto de ley RISE (S.354), una iniciativa que propone reducir la inmigración legal en un plazo de 10 años y que respalda el mandatario.

 Los demócratas no fueron invitados a la reunión que se llevó a cabo a puertas cerradas. 

A mediados de septiembre, una semana después de cancelado DACA, Trump se reunió con los demócratas Nancy Pelosi (líder de la minoría en la Cámara de Representantes) y Charles Schumer (líder de la minoría en el Senado), para discutir el Dream, Act. Al término de ese encuentro, Pelosi y Schumer anunciaron que habían alcanzado un acuerdo con el presidente para aprobar la legalización de los dreamers sin condiciones. 

Pero el mandatario inmediatamente negó cualquier tipo de compromiso sobre el tema, y dijo que una ley al respecto dependerá de la aprobación de fondos por parte del Congreso para aumentar la seguridad fronteriza y construir el muro en la frontera con México.

 

Los grandes ausentes 

Uno de los grandes ausentes en esta nueva ronda de conversaciones fueron los dreamers beneficiarios de DACA. “Hablaron de nosotros sin nosotros”, dijo Juan Manuel Guzmán, director de asuntos gubernamentales de United We Dream (UWD), la principal organización de soñadores en el país. 

Varios integrantes de la organización se hicieron presentes frente a la Casa Blanca para protestar por el encuentro “sin demócratas y sin beneficiarios de DACA”, dijo Guzmán. “Queremos decirle al presidente que cualquier decisión que tome, que debe tomarnos en cuenta, no debe ignorarnos”. 

UWD pide al gobierno de Trump que apruebe un Dream Act limpio, es decir sin enmiendas que incluya dinero para la construcción del muro, nuevas cárceles para indocumentados y un aumento de los arrestos y las deportaciones expeditas. 

“Es muy importante para nosotros comunicarle al presidente Trump que no queremos que el Congreso apruebe algo que afecte a nuestros padres, a nuestras madres y a nuestras familias”, indicó el activista. 

Al término del encuentro la Casa Blanca no informó si hubo acuerdos sobre el tema. La oficina del senador Bob Menéndez (demòcrata por Niueva Jersey), dijo que su partido no fue invitado. "Puro teatro", agregó.

 

 

 

Por:  Jorge Cancino  

Cortesia de ©Univision.com

Contáctanos 


 2604 Nolensville Pike, Suite C. Nashville, TN. 37211

Tel. 615-781-6881

Fax. 615-781-6882

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Spanish English French German Italian Portuguese Russian