El grupo dice que los dreamers "son miembros que contribuyen con nuestras comunidades y nuestra economía”, y advierten que, si no se aprueba una ley, cada día que pasa los deja expuestos a ser deportados de EEUU.

Este jueves el presidente Donald Trump se reunió en la Casa Blanca a puertas cerradas con un grupo de senadores republicanos para hablar sobre el futuro del Dream Act,el proyecto de ley que podría legalizar la permanencia de estos jóvenes.

El legislador texano John Cornyn, número dos del Partido Republicano, junto a otros tres senadores, presentaron este jueves un proyecto para asignar fondos para el muro, anular el poder de las ciudades santuario y ordenar detener a todos los niños de la frontera para deportarlos.

El proyecto de ley S.354 exige hablar inglés a los inmigrantes, cancela la lotería de visas, reduce la cuota de refugiados a la mitad, pone en duda el programa de asilados o endurece los requisitos para conseguir visas. Parece improbable que pueda ser aprobado en el Congreso.

Ambos proyectos que se someten a votación este jueves van dirigidos a combatir la inmigración indocumentada y fortalecer la maquinaria de deportaciones del presidente Donald Trump, quien durante la campaña advirtió que expulsaría a los 11 millones de sin papeles.

Contáctanos 


 2604 Nolensville Pike, Suite C. Nashville, TN. 37211

Tel. 615-781-6881

Fax. 615-781-6882

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Spanish English French German Italian Portuguese Russian